martes, 2 de diciembre de 2008

EL OPTIMISTA


Vaya si le creyeron. Un total de once millones sesenta y cuatro mil quinientas veinticuatro personas (en números, 11.064.524), de las cuales, ¿cuántos de los dos millones novecientos ochenta y nueve mil doscientos sesenta y nueve parados (en números, 2.989.269) le votaron? ¿Y cuántos le volverían a votar? Y los que no le votamos, ¿cuánto tendremos que aguantar con este señor tan optimista, pero olvidadizo y descuidado al frente del gobierno de España? ¿Qué quedará de España una vez este señor tan simpático, que crea ministerios como quien escribe cartas, si además alguien de su gobierno se dedica a airear los secretos de estado con el fin de machacar a la oposición?

¿Qué quedará, en definitiva, de la decencia política española?

sábado, 29 de noviembre de 2008

EL SINVERGÜENZA


Pepiño, Pepiño. Ya no podías caer más bajo. Mofarte del atentado que sufrió una persona, compatriota tuya, colega político, presidenta del gobierno de una región de España, que se encontraba allí en viaje oficial es algo que, aunque cuadra con la imagen que yo ya tenía de tu persona, no esperaba ver nunca de ti. Prefería estar equivocado.

Supongo que, con las mismas razones con las que tú viertes tus babas de sapo contra doña Esperanza Aguirre hoy, deberías mofarte de todas las víctimas de atentados terroristas que salen corriendo de una situación similar, incluidas posibles tropas de ejércitos o policías afectados. Supongo que, con el aliento nauseabundo que desprende tu discurso de hoy, nos vienes a decir que tú sacarías pecho en semejante situación y, proclamándote cabecilla de la resistencia, dirigirías a los turistas, convertidos en grupos de asalto antiterrorista, y habrías acabado con el atentado, para luego izar en el recibidor de aquel hotel la bandera del puño y la rosa (que hoy debe de estar marchita, por tener gente como tú que la defiende o la enarbola en beneficio propio).

Malnacido eres. Malnacidos todos los que aplaudieron ésas, tus palabras. ¿Ésa es la España que quieres representar?

Sinvergüenza.

lunes, 29 de septiembre de 2008

ME IRRITA


¿Es que en el PP se han vuelto gilipollas?


¿Al final, habrá que llamar al blanco, europeo y al negro, magrebí. ¡Y ME REFIERO A LOS COLORES DE UN CUADRO!


¿Será que un hombre no sabe hacer croquetas como Dios manda? ¿Será que a eso le llaman estereotipo? Me dan ganas de cerrar de un portazo en las narices a cualquier señorita, en lugar de abrirle la puerta -como hago también con señores, que no solamente las damas son las que disfrutan de mi cortesía-.
Vamos camino de la censura "por el que dirán". Ya se verá, pero al tiempo.
Cretinos. Estúpidos todos. Necios. Sorbesesos. Vais a dividir a la sociedad. Lo vais a conseguir. Una mitad será imbécil, porque os hará caso. La otra mitad será rebelde con esta "causa" y acabará por ignoraros.
Dijo M.A.R. una vez: la constitución ha cumplido 18 años. Si fuera niña, vestiría de largo (algo así). Y hala, se lió la de Dios es Cristo. Machismo puro, en boca de unos cuantos bobainas.
Cuando se aprenderá que el hombre, es hombre y que la mujer, afortunadamente, es mujer y que en esa diversidad se encuentra algo verdaderamente sustancial. Si toda esta tontería mediática y política de lo "políticamente correcto" llega a convertir a las mujeres y a los hombres en pepinos, yo me borro y pido mi ingreso en el gremio de las lagartijas, que al menos, saben distinguir entre masculino y femenino, sin ofenderse por ello.


Me irrita, de verdad, me irrita tanta gilipollez en cadena.


Y eso que este diario se las trae de rarito, que vaya contenidos más insípidos tiene, y además, sesgaditos.

jueves, 25 de septiembre de 2008

El ascenso de Rosa Díez

Xixarro nos advertía el lunes de la publicación de una noticia referente al ascenso de UPD, el Partido de Rosa Díez, y las previsibles consecuencias que esto acarreará a PP y PSOE. Empecé a comentar su entrada pero se me fue de las manos. Lo que iba a ser una contestación fue tomando demasiada entidad, iba alargándose en exceso… y decidí reorientarlo y convertirlo, a modo de reflexión, en esta nueva entrada del blog.

Es evidente que UPD está ocupando un espacio político muy concreto. El bipartidismo no satisface a todo el mundo y hay votantes que prefieren una tercera vía que mantenga una cierta equidistancia entre las otras dos opciones. En su última entrevista en Telecinco Rosa Díez afirmaba que “el centro es la nada” pero, pese a ello, es también cierto que su formación se sitúa más cerca de ese “inexistente” centro que el PSOE del que se desgajó y, por tanto, del Partido Popular, del que está mucho más cerca de lo que parece.

En el artículo que comentamos se afirma que, de celebrarse ahora las elecciones generales, el PSOE perdería unos 10 escaños, el PP subiría 5 y UPD otros 5. Algo lógico, en mi opinión. La situación económica y la falta de reacción del Gobierno, unidas a una imagen de un ejecutivo cada vez más débil, facilitan el desencanto entre los votantes del PSOE. Y la reacción de estos desencantados es diferente según sus más íntimas convicciones. Los hay que nunca podrán votar a "la derecha", antes se les caerían las manos, y elegirían la opción de UPD que no deja de ser socialista. Otros, los menos "ideologizados" optarían por entregar su voto al PP "a ver si estos enderezan algo". Me llama poderosamente la atención en el artículo, que se basa en una encuesta científica del Instituto Noxa para La Vanguardia, la afirmación de que el trasvase de votos desde el PP a UPD es aún superior porcentualmente (5%) a los procedentes de votantes del PSOE (3%). De ser esto cierto resulta un dato verdaderamente relevante: el descontento de los votantes con “sus” líderes es aún mayor en el PP que en el PSOE al que la crisis económica actual desgasta menos de lo que parece.

Pero analizando el tema un poco más a fondo puede resultar que, lo que en principio parece chocante, no sea tan descabellado. Si uno piensa que UPD es una facción descontenta del PSOE, la lógica inicial nos empuja a pensar que deberá nutrirse de esos votantes socialistas descontentos. Sin embargo, si repasamos el discurso de UPD observamos que se basa en tres pilares fundamentales: proclama la igualdad de todos los españoles, defiende la lengua común y critica los excesos del régimen de las Autonomías. ¿No estamos hartos de escuchar esto mismo a nuestros "líderes" populares? Resulta, por tanto, que el discurso de Rosa Díez si no es calcado es muy cercano al del PP y, lógicamente, es sencillo imaginar que el caladero de hipotéticos votantes populares no sienta rechazo ante el emergente UPD y su discurso con el que, incluso, se identifica sin problemas. De ahí al trasvase de votos hay una distancia muy corta.

Pero si los discursos de UPD y PP son similares, existe una gran diferencia entre ambas formaciones: la imagen. El PP sigue inmerso en la corbata, en el rancio derechismo y la distancia al ciudadano (mucho de ello culpa nuestra y otra parte también muy importante alimentada con efectividad por los medios de la izquierda). Sin embargo Rosa Díez aporta una imagen fresca, de inconformismo y cercanía. Se ha revelado contra su partido y cree en una España mejor. Su imagen personal de defensora de las libertades del pueblo vasco y su lucha contra el terrorismo le han granjeado la simpatía de toda la España de bien. El mastodonte popular frente a la gacela Díez, el poderoso frente a un simpático modesto. Es muy humana la involuntaria identificación con el débil y esto es algo que, sin duda, beneficiará electoralmente a UPD en próximas elecciones.

Así las cosas, cabe pedir alguna reacción a las cabezas pensantes de nuestro partido. Prometí escribir –y no lo hice– sobre mi experiencia en el Congreso Nacional de junio en Valencia. Valga, a modo de resumen, que encontré un congreso a la búlgara con todo “atado y bien atado” y una enemistad absoluta hacia Esperanza Aguirre y todos los compromisarios madrileños. Me resultó una sorpresa e indica que Madrid, en el PP, no es el centro de España sino una isla. De aquél Congreso salió un Mariano Rajoy líder del Partido pero, en mi opinión, en absoluto fuerte. Nuestro número uno sigue cuestionado pese a la aparente calma y cierre de filas en su entorno. Apuesto a que los tiburones esperan a ver cómo se desenvuelve este nuevo PP de Sorayas y Marilolis en las próximas Europeas, Gallegas y Vascas. Lo que ocurra después es aún una incógnita.

Pese a que Rosa Díez avanza con fuerza, hoy por hoy UPD es un partido personalista basado única y exclusivamente en el tirón de su líder. Pero es cuestión de tiempo. En breve empezará a formar equipos y surgirán en sus filas otras figuras que irán compactando y dando cuerpo a la nueva formación política. Mientras tanto, en Génova deben estar pendientes de otros asuntos y, como siempre, es probable que tengamos que lamentarnos a toro pasado.

miércoles, 24 de septiembre de 2008


¡Ay, Dios! Otro nubarrón en el horizonte.


¿Leeré estos días alguna buena noticia?


Quizá me quede el consuelo de que Fernando Alonso fiche por Ferrari.

lunes, 22 de septiembre de 2008


Tomen nota los afectados por esta noticia.



Amén.

FRACASÓ EL CAPITALISMO. VIVA EL CAPITALISMO.


A la vista de los acontecimientos, me pregunto quién sabe más de economía, si un ciudadano de a pie, o una serie de expertos inversores financieros, como los de Lehman Brothers, los cuales, y es gracioso, se atrevieron a pronosticar cómo sería el clima dentro de decenas de años, y no advirtieron su propia quiebra, a un año vista que estaban.

No advirtieron su propia quiebra, porque en defensa de sus propios intereses, no querrían advertir a sus clientes y al mundo en general, que su sistema se iba al garete. No necesito ahora fórmulas ni algoritmos que me digan que era imposible por su parte pronosticar su debacle, y la de todo el sistema financiero actual.

Sin embargo, la cosa se resume para mí muy fácilmente-y no me las quiero dar de experto en economía, que no lo soy y esto no es más que una opinión personal- : no se puede especular con bienes que no se pueden fabricar. No se puede especular con el petróleo, porque los yacimientos están muy localizados. No se puede especular con las materias primas, porque éstas se extraen de lugares muy específicos. No se puede especular con la energía, porque no se pueden instalar centrales nucleares, hidráulicas o de cualquier o tipo donde nos plazca. No se puede especular con el suelo, porque éste es limitado, es el que el planeta nos da y no se puede fabricar, y tampoco se puede construir sin ordenación urbanística.

Definitivamente, no se pude especular con nada, pues ocurren estas cosas.

Si alguien creía que el incremento exponencial del precio de la vivienda –y el suelo-, iba a poder prolongarse hasta el infinito y que el mercado iba a regular tal incremento de precios, estaba bien equivocado.

El sistema liberal-capitalista tiene un gran defecto. Bueno, tendrá muchos, pero yo califico de gran defecto uno que voy a explicar luego.

Existe la creencia popular de que el mercado, en un mercado libre, ajusta y marca las pautas y precios. Esto no es así. No es así porque existen empresarios que pactan precios y mercados. Total, lo que les importa es conducir su deportivo y vivir en su mansión. Si con el mínimo esfuerzo, obtiene una ganancia más que suficiente, no plantea aventurarse más allá. Un ejemplo: ¿alguien sabría explicarme por qué el Cholec no se vende en Cataluña y sí en la Comunidad Valenciana y el Cacaolat sí se vende en Cataluña y no en la Comunidad Valenciana? Y no diferentes marcas de un mismo fabricante. Son productos similares, de empresas diferentes.

De la gasolina, ni hablamos.

El gran defecto del sistema liberal-capitalista es creer que el empresario tiende a arriesgar su capital para obtener el máximo beneficio. El gran defecto del sistema liberal-capitalista es creer que las personas somos tarjetas de crédito, que compramos lo que nos apetece –siendo lo que nos apetece, lo que nos ofrece el mercado a mejor precio, da igual si hoy son botas de piel y mañana son judías; el caso es comprar a mejor precio y hacer bajar el precio de las botas, porque he decidido comprar judías-. El gran defecto del sistema capitalista es que cuando tienes dos hijos, o tres, o siete, y ves que les va a faltar comida, ropa, educación o sanidad, porque tienes que cambiar de trabajo para adaptarte a un sistema liberal, donde se mercadea con las personas al igual que con los folios que se usan en la oficina, y te tienes que marchar a 500 km de tu casa, y tus hijos deben dejar a sus amigos, tu mujer su trabajo, has de buscar nueva vivienda, alejarte de tus padres, de tu familia, de tus amigos, tú quieres que te consideren una persona, más allá de lo que tienes en tu cuenta bancaria, que los tiempos en que los poderosos –entonces eran los señores feudales y la Iglesia Católica, los Emperadores Romanos o los Tiranos Griegos, da igual- ordenaban a discreción nuestro modo de vida había desparecido con los tiempos que vivimos, donde ya no se mata a una persona por una ofensa, o donde no tienes que temer a los extraños que ves por la calle, ni expulsarlos a tiros o a golpes de azada, porque son vecinos de un pueblo próximo que están de paso y no vienen a saquearte.

En definitiva, creíamos estar en una sociedad civilizada, mucho más humanista que materialista.

¿Estoy haciendo un discurso pro-intervencionista? En absoluto.

Ojalá no se interviniera en los bancos que han causado todo este desastre. Pero si no se interviniera, ojalá no trajera esto hambre, miserias, muerte y enfermedad, que suelen venir parejas a la ruina económica de un país o de una sociedad. Los culpables, que son principalmente los empresarios y economistas que buscaron el oro fácil de El Dorado Urbanístico, deben pagar por ello. Y los políticos irresponsables, causantes de estos desaguisados, también.

En España, socialistas, populares, nacionalistas y otros, todos, han buscado su beneficio, bien sea electoral, o bien sea económico, obtenido éste último fraudulentamente, gracias al cargo que ocupaban. Alcaldes, presidentes de diputación, regionales, ministros, secretarios generales, directores... TODOS, de una u otra ideología, han participado de esta vorágine de dinero fácil. Todos la han disfrutado.

No sé si, como consecuencia de todo este desastre, nuestra descendencia podrá tener un lugar donde caerse muerto el día de mañana. Si podrá comprarse una vivienda, si podrá tener una vida normal, no sujeta a lo que dicte “el mercado”.

¿Y qué ha podido fallar en todo esto? Pues la codicia personal y la incapacidad de controlar las gestiones financieras en un mercado liberal, que precisamente por su nombre, es contrario a la intervención del estado, por lo que no se pueden controlar todos los movimientos, paso a paso, que realizan las entidades financieras, tal y como casi se podría hacer en un sistema dictatorial comunista.

¿Miento? Bueno, yo he visto en notarías cómo el dinero negro cambiaba de manos, justamente cuando el notario se ausentaba “casualmente” a por un café. ¿Hay control posible para esto?

Recuerdo, no sin una sonrisa, la de veces que he escuchado aquello de la “moderación salarial”, pero nunca escuché pedir “moderación en los precios del suelo o de la vivienda”. Qué tiempos.

¿Dónde me coloca esta sarta –un poco incoherente, lo reconozco- de “espumarajos verbales”? Pues debo decir que yo creo en un sistema capitalista, pero nunca exclusivamente liberal. Es que no existe un sistema perfecto, señores. Dejemos ya de idealizar. No existen los fluidos perfectos ni los sistemas económicos perfectos.

Pero podemos aprender de los errores. El primero de todos es evitar la especulación. El segundo es prescindir del petróleo y su prevalencia como sistema energético. ¿No lo pide el mercado? Pues arruinemos a las grandes empresas petroleras que no quieran invertir en nuevas tecnologías energéticas. Hagamos del combustible algo que se pueda fabricar y pongámoslo en el mercado, para que así exista de verdad un sistema liberal-capitalista que aplicar sobre él.

Y evitemos que gente que retiene estos bienes esenciales, juegue con el mercado dirigiéndolo a su antojo.

Y pongamos medios mejores de control de mercado y no esperemos a que ocurran estos desastres, que cuando nuestro sentido común ya nos advierte que algo va mal, es que algo va mal realmente, que para eso tenemos inteligencia.

Y pensemos también en cómo sobrevivir con otros ocho años más con Zapatero. Porque, señores, este ilustrado de presidente acaba de encontrar su nueva guerra de Irak: la culpa de todo lo que les pasa a los españoles es por causa del capitalismo salvaje de EE.UU. y de quienes fueron sus amigos, según ha descubierto el ilustre ZP. Y como la gente es fácil de amotinar, ya podéis prever lo que sucederá.

Ahora pensad en ello, porque creo que si no se aprovecha la coyuntura actual para hacer cambios –y no repitamos discursos, por favor-, todo este desastre no habrá servido para nada.

lunes, 15 de septiembre de 2008

EL TAXISTA (SEGUNDA PARTE)


Quiso el azar que, el jueves, teniendo que utilizar los servicios de un taxi para desplazarme a la capital de la provincia, coincidiera con el mismo taxista que, meses atrás y previo a las elecciones generales, conversara de política y de Zapatero en particular.

No sé si él me reconoció a mí, pero yo sí a él. Sin embargo, tengo la sensación de que me tuvo que recordar, porque se arrancó por bulerías y debates políticos al minuto de emprender la marcha.

Me dijo, muy convencido, que Zapatero no parecía que fuera a arreglar el problema de la economía. Que no le creía capacitado. Le respondí que Zapatero no estaba capacitado para gobernar, que tuvo un buen golpe de suerte cuando ganó por primera vez las elecciones y le conté mi punto de vista de por qué, con las arengas de Maragall y el agua del Ebro. Su respuesta fue directa al blanco: pues tampoco sé cómo ha ganado el PP en este pueblo –refiriéndose a nuestro lugar de origen-. –Razón tienes-, le contesté, -quizá porque los españoles votamos un poco por inercia, aunque después de depositar el voto, nos arrepintamos de lo hecho-. Ciertamente el PP en esta legislatura municipal y en el pueblo donde vivo lo está haciendo fatal, tirando a peor, que ya es decir, así que razón no le faltaba.

Siguió hablando el taxista y comentó que, en su opinión, Zapatero había hecho algunas cosas buenas.

–Alguna habrá hecho que la mayoría pueda aprobar-, dije yo, -aunque no sé cual, a mi juicio-.

-Sin embargo, no hay opción, no hay alternativa-, siguió diciendo el taxista, en referencia clara al PP.

-Tienes toda la razón del mundo. Hoy en día no existe una opción clara-, le contesté.

Y así lo veo. Puede que, pese a todo ello, yo tenga una opción de voto, que se llama PP, pero también digo que no es la opción clara que fue en la anterior legislatura.

Esos guiños a los nacionalismos que antes eran tan malos y perjudiciales para España, y ahora son amigos, ¿para qué?. Si al PP le van a crucificar siempre en esas regiones, haga lo que haga. ¿A qué viene ese sometimiento?

Esas actitudes que le llevan a pedir perdón por existir le hacen menospreciar a sus electores. Que haya un cambio de rumbo, de ideas, o de acciones, me parece lógico y normal. Lo que no me parece normal es que lo que antes era malo, ahora sea bueno sin un razonamiento lógico que lo justifique.

Que conste que ciertas acciones del PP nacional me han parecido acertadas, como la de aceptar el guante de Zapatero y discutir medidas contra la crisis económica, que el irresponsable de nuestro presidente del gobierno pretende ignorar. Pero ya ven de qué les vale, pues los esbirros de Zapatero –Pajín, Blanco-, tardan poco en echarlas por tierra, sin siquiera justificación alguna. No les hace falta. La estupidez del electorado español hace innecesario cualquier argumento.

Absurdo es, hasta la coronilla, que el Gobierno de la Nación pretenda que sea la oposición quien gobierne y justifique medidas contra el desaguisado de nuestra economía y, por tanto, nuestro bienestar y futuro. Pero lo hacen y la gente traga, o pica, o cuela. Como se quiera decir. Y algo tan absurdamente fácil de menospreciar, se ignora y se deja pasar, con lo que, por silencio, se da la razón a quien acusa.

Con lo fácil que sería decirle a la ¿señorita? Pajín: Oiga, si quiere saber cómo podemos solucionar los problemas de España, dígale a su jefe, Zapatero, que dimita y convoque elecciones, que si salimos elegidos con mayoría suficiente, gobernaremos y entonces ustedes nos critican y exigen soluciones, con todo el derecho del mundo. Mientras, cállese, y haga algo de provecho para la sociedad, so inútil.

Y así vamos, de camino hacia la tercera legislatura de Zapatero I, Presidente de España, mientras siga llamándose así.


Aburrido me tienen.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ibarreche viaja a Estrasburgo

Conocíamos sobradamente el intransigente afán de protagonismo de Juan José Ibarreche, expuesto en su más ridícula desnudez desde que fue investido presidente de la comunidad autónoma vasca en el año 1999. Aquel hombre que creció hablando únicamente castellano y que tuvo que tomar vertiginosas clases de vascuence cuando fue nombrado candidato a la presidencia el gobierno vasco, decidió hace muchos años tomar el camino de la sinrazón mediante una contumaz defensa del derecho de los vascos a decidir sobre su propio futuro sin tener en cuenta al resto de los españoles.

Su manipulación histórica -fiel discípulo de Sabino Arana en la distancia de los tiempos-, su arrogante sectarismo con el que se atribuye la petulante potestad para erigirse en voz de todos los vascos, su desprecio por quienes no comulgan de sus obleas envenenadas y su afán por convertirse en el ilustre vasco que convierta en certezas los traumáticos sueños perdidos en la neblina de Sabino Arana, le han transportado en un macabro tren desde la estación del apoyo implícito a la banda terrorista ETA, pasando por la de la elaboración de un supuesto Estatuto de Autonomía que realmente ocultaba tras sus páginas las hirientes garras de una inadmisible declaración de independencia, hasta la estación de la convocatoria de un referéndum ilegal en el que los vascos decidan sobre la conveniencia de un fin negociado de la violencia de ETA y la consecución de una “negociación de los partidos vascos para alcanzar un acuerdo democrático sobre el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco“ [sic]. En definitiva, un paso inequívoco hacia la destrucción de la nación española y de los derechos de los españoles en su conjunto.

La última disparatada amenaza de este asesino de las libertades es la de demandar al Estado español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, sito en Estrasburgo, si el Tribunal Constitucional impide que se celebre su delirante referéndum ilegal. Recurre ahora a la legalidad para proclamar a los cuatro vientos -aquellos que sueñan con poder ondear algún día las vilipendiadas banderas españolas de los ayuntamientos vascos- que, en caso de no permitir la celebración del referéndum, se estarían vulnerando los artículos 9, 10, 11 y 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, aquellos que hacen referencia a la libertad de pensamiento, expresión, asociación y su relación con la participación política que afecta a los partidos políticos. Le deseo buena suerte porque la va a necesitar a sobredosis.

Esta nueva víctima de la tiranía de la Constitución y de las leyes españolas, presidente de la comunidad autónoma vasca porque esa misma Constitución con la que él calza su mesa del despacho en horas de trabajo le ampara como ciudadano de pleno derecho, ha vulnerado sistemáticamente la Constitución de 1978 que jamás ha aceptado como norma suprema votada en referéndum -este legal- por todos los españoles. Es importante hacer repaso de alguno de los artículos que Ibarreche jamás ha respetado y que quedarían incinerados con la culminación de su referéndum. 1.2) “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.” 2) “La Constitución se fundamental en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles (…)” 3) “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.“ 6) “Los partidos políticos expresan el pluralismo político (…) Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley.” 9.1) “Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”. 9.2) “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean efectivos; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, cultural y social.” 14) “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” 27.2) “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”. 92.1) “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos” 139) “Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado”.

A esta serie de artículos, que no están todos los que son ni son todos los que están, habría que añadir con especial relevancia aquellos de la Ley Orgánica 2/1980, de 18 de enero, sobre Regulación de las Distintas Modalidades de Referéndum, que afectan directamente a la consulta ilegal que quiere realizar Ibarreche a los vascos. Serían, en resumen, los siguientes: 2.1) “La autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum en cualquiera de sus modalidades, es competencia exclusiva del Estado.” 2.2) “La autorización será acordada por el Gobierno, a propuesta de su Presidente, salvo en el caso en que esté reservada por la Constitución al Congreso de los Diputados.” 2.3) “Corresponde al Rey convocar a referéndum, mediante Real Decreto acordado en Consejo de Ministros y refrendado por su Presidente.”

En base a los artículos anteriormente citados, ¿qué pretende Ibarreche demandado al Estado español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos? ¿De verdad cree que su protesta irá más allá de un concierto de risotadas que podrá escucharse a lo largo de los canales de Estrasburgo? Quizás me equivoque en mis apreciaciones, pero los artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales que supuestamente se verán vulnerados por la futura negativa del Tribunal Constitucional, no encuentran parangón alguno con las quejas del mártir Ibarreche. Veamos de nuevo: ¿se vulnera su libertad de pensamiento? Que piense lo que bien le apetezca de puertas para dentro, mientras habla con sus allegados o en las nauseabundas tabernas que frecuente, pero que acate la Constitución y las leyes, que no vulnere él los derechos elementales de los vascos y, por tanto, españoles, y que no convoque un referéndum ilegal. ¿Se vulnera su libertad de expresión? Exactamente igual que en la respuesta anterior. ¿Se vulnera su libertad de reunión y de asociación? A la vista está que no, pues todavía en España siguen permitiéndose partidos políticos que, aun siendo claramente explicado en el artículo 6 de la Constitución, traten de socavar los cimientos de la nación española. ¿Se le discrimina por razón de lengua, sexo, raza u opinión política? A la vista está que tampoco, puesto que, aun tratando de defenestrar España, se le permite seguir siendo presidente del gobierno vasco.

Más bien, si a alguien habría que denunciar por vulnerar los derechos de los vascos y, por tanto, de los españoles, es a usted, sin duda, porque son ellos, sí, a los que no permite levantar un negocio en castellano, a los niños contra los que a diario arremete impidiéndoles estudiar en castellano, a las víctimas del terrorismo que usted no da aliento, quienes son auténticas víctimas de sus políticas liberticidas. Vaya a Estrasburgo, no se amedrente. ¿No recorría Don Quijote los campos castellanos tras sus sueños?

miércoles, 30 de julio de 2008

Jóvenes Españoles de la Fundación DENAES

La Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), una Fundación presidida por Santiago Abascal, parlamentario vasco del Partido Popular, y que cuenta entre sus filas con miembros como Alejo Vidal-Quadras, Regina Otaola, Fernando García de Cortázar, Cristina López Schligting, Sabino Fernández Campo, Jon Juaristi y el ya fallecido Gabriel Cisneros, ha creado una parte destinada a todos los jóvenes: “Jóvenes Españoles”.

Por si no la conocéis, la Fundación DENAES lleva varios años trabajando en defensa de nuestros símbolos nacionales, de nuestra historia común, de las víctimas del terrorismo no sólo etarra sino también lingüístico, de la defensa de los derechos de los españoles y en contra del ataque indiscriminado que la nación española viene sufriendo por los nacionalismos y también, en muchas ocasiones, por parte de aquellos partidos que se llaman nacionales.

Para este nuevo camino, Jóvenes Españoles necesita contar con la ilusión de todos vosotros, con la frescura de nuevas ideas que les permitan adentrarse en los ambientes universitarios con el objetivo de defender la nación española de las continuas amenazas que sobre ella se ciernen y con un grupo responsable que, mediante la razón y el corazón, aglutine a un elevado número de jóvenes cuyas inquietudes, preocupaciones o sueños sirvan para fortalecer la libertad, la nación, los principios constitucionales, los símbolos nacionales y los derechos de los españoles.

En la página web de la Fundación DENAES (www.nacionespanola.org) tendrás acceso a la sección joven. Comienza un nuevo camino y no puedes quedarte atrás.

martes, 24 de junio de 2008

TERMINÓ EL CONGRESO NACIONAL DEL PP

¿Habrá paz y buen trabajo a partir de ahora o seguiremos tocando las narices con críticas al partido, en lugar de dirigirlas al gobierno? ¿Seguirán preocupándose aquellos que hablan mal del PP de hoy –y de Rajoy-, en pos de sus propios intereses personales? ¿Continuarán aquellos que berrean contra el PP preocupándose en lo suyo? ¿Habrá quien machaque, aplaste, incordie, repique y escupa sobre el PP, solamente porque no lo dirigen “los suyos”?

Estoy a puntito de perder la confianza en este partido, como creo que nos pasará a muchos votantes del Partido Popular, si no empiezan pronto a trabajar.

Pero a la vez, estoy seguro de que por fin se va a ejercer la oposición.

Eso sí, me temo que con “moscas cojoneras” mediante...

... en fin.

martes, 10 de junio de 2008

SIENTO VERGÜENZA DE SER ESPAÑOL


Pues sí. Pese a mi sentimientos (¿patrióticos, nacionalistas, ciudadanos?; califíquese como se quiera).


No quiero hablar en caliente. Pero siento una profunda vergüenza de haber nacido y de vivir aquí. Pero no quiero hablar en caliente. Bastante es con decir algo como digo.


Y no lo digo ni por razones históricas, ni por hechos recientes que hayan tenido lugar por mi obra o por la obra de terceros.


Lo digo por la corrupción moral de la política gubernamental. La del Partido Socialista. Y por la inmoral actuación de los partidos nacionalistas. A estas alturas, ya solamente me queda resignarme y esperar a que haya un cambio de gobierno y de partido y que éste no se corrompa como lo hace el PSOE.


Pero mientras tanto, aguantaremos marea.


Un día iré, con tiempo y más calma, pondré argumentos que me justifiquen.


Pero ahora, miembros y miembras de este blog, continuaré con mi cotidiana vida.


¡Ay, madre mía, a dónde hemos ido a parar!

lunes, 26 de mayo de 2008

El Reino de los Incompetentes


No, no voy a hablar del Partido Popular. El PP no es ningún reino o grupo de incompetentes, aunque haberlos, los haya, como en todas partes.


Me refiero a este Gobierno que nos gobierna. A este Ministerio de la Igualdad, que nos hace a todos iguales. A todos. A todos nos llama imbéciles. Pues no soy puta, ni negro, ni marica, ni moro, ni sudaca, ni mujer. Así pues, soy diferente y soy imbécil. Me imagino que la prostituta, que puede que lo sea coercitivamente o por gusto, el senegalés, cuya piel es oscura por motivos genéticos, para salvaguardarse del fuerte Sol de su tierra natal, que el homosexual, que lo es por condición y no por obligación, el árabe, magrebí, bereber, marroquí, subsahariano, argelino, etc, que lo son por nacimiento y aquí, históricamente, se les ha llamado moros -el asunto peyorativo nace de la intención, no de la palabra en sí-, el argentino, brasileño, chileno, venezolano y otros más, que nacieron y se criaron en el subcontinente americano del Sur, o la mujer, que es el sexo femenino de la raza humana, tampoco escapan de este concepto. Es decir, también son imbéciles. Porque los que no lo son son los que el Ministerio de la Igualdad llama putas, negros, maricas, moros, sudacas y, despectivamente, mujeres. Y como confío en la buena intención de este Ministerio, gobernado por Bibiana Aído, la más joven de las ministras, estoy seguro que referirse a ellos con estos adjetivos no va con intención de ofender.


Eso sí, me hace gracia que me llamen imbécil desde el Ministerio. Dado que ellos se permiten esa licencia, yo hago uso recíproco de la misma y desde aquí felicito a la imbécil de Bibiana Aído, por su inteligencia supina.


Así nos va.


PP, para qué os quiero.... despertad de una vez, que nos hundimos....

jueves, 22 de mayo de 2008

Tributo

Hasta hoy he guardado un respetuoso silencio en este blog a propósito de lo que está ocurriendo en nuestro partido pero ya no quiero hacerlo más. Estamos atravesando un momento duro, coincido con muchos analistas, pero no hay derecho a que nuestra directiva nacional y otros arrimados estén actuando de la manera que lo están haciendo. Es indigno, cobarde, mezquino y oportunista su comportamiento con María San Gil.

Se puede debatir sobre ideas, se puede plantear alternativas, se puede juzgar la conveniencia de una política conservadora o más centrista... en definitiva, se puede estar de acuerdo o no con la línea de actuación de un determinado dirigente. Lo que no se puede hacer cuando no existe sintonía -o coyunturalmente no interesa- es plantear una guerra sucia contra él para desacreditarle y eliminarle del tablero de ajedrez. Impresentable y ruin. Hay dirigentes y dirigentes, y los hay discutibles o imprescindibles. María es de esta última categoría.

Hasta hoy había guardado silencio. Hasta hoy sólo unos pocos sabían mi descontento con la actuación de Mariano Rajoy en los últimos meses. Hasta hoy pensaba que habría que hablarlo en Valencia, en el XVI Congreso, y allí llegar a acuerdos, plantear la trayectoria que los compromisarios le piden al partido, a nuestro partido, y diseñar nuestra estrategia de futuro. Pero los movimientos previos y el comportamiento en estos días de muchos de nuestros "compañeros" más significados me asquea. Y el peor de todos estos ejemplos es el de Mariano Rajoy pues está consintiendo y propiciando los viles movimientos de Lassalles, Alonsos y demás calaña. Nuevamente asistimos atónitos, yo al menos, al espectáculo de un lider que guarda silencio y que cree que es mejor hacerlo así. No es el paradigma del gallego que no se sabe si va o viene, es la inacción de un cobarde que espera que el tiempo o un golpe de suerte resuelva los problemas que él debía de haber atajado. Pasó con Gallardón y Aguirre y dejó que su pugna enturbiase la imagen de nuestro partido justo en campaña electoral, algo que debía haber solucionado muchos meses antes. Ahora está degollando a María San Gil por conveniencia propia o exigencia de terceros, quién lo sabe. Está permitiendo que impertinentes y vejatorios Lassalles viertan babas, que oportunistas Alonsos busquen colocar su culo donde aún está el de San Gil y, lo que es peor, propiciando filtraciones a la prensa que expande rumores pretendiendo desacreditar a María. Me repito, ruin, canalla, muy poco inteligente y cobarde, enormemente cobarde.

Hasta hoy pensaba que los problemas de nuestro partido, aún siendo importantes, no eran insalvables. Ahora sigo pensando igual pero mis dudas en algunos aspectos se han disipado y tengo la certeza de haber identificado el problema principal: Mariano Rajoy y su actitud. ¿De verdad, como asegura insistentemente, quiere usted lo mejor para el Partido Popular? Pues yo le sugiero lo que debe hacer: seguir el ejemplo de Aznar y marcharse a jugar a su think-tank. Y ¿quiere hacer el favor completo? ¿Sí? Pues llévese consigo su inacción, sus perjudiciales silencios, su patética falta de autoridad, su inexistente coraje y eche también a la mochila a las inmaduras Sorayas, a los mezquinos Lassalles y Alonsos y, sobre todo, a los saurios que ya nada aportan como Fraga o Muñoz-Alonso, verdaderos obstáculos en el desarrollo de nuestro partido.

Querida María: siento de verdad lo que entre todos te estamos haciendo. Cada vez que te saludo y charlo contigo no puedo evitar el escalofrío. Eres una mujer impresionante, un ejemplo para todos nosotros -aún recuerdo la reacción de mi mujer al conocerte y no poder contener su emoción-, la eterna niña sonriente y su envidiable coraje, en política y en la vida. No voy a extenderme aquí en un panegírico que, sin embargo, me apetecería emprender. Sólo apuntaré que no es digno de estar a tu lado quien no aprecie tu sacrificio por nuestras siglas, tu apuesta personal y tus sólidos principios, una convicción que te ha llevado hasta el extremo de hipotecar tu vida en ello, tu vida y la de los tuyos. No me extraña que te marches y te alejes de este barco que se pudre en el timón.

lunes, 19 de mayo de 2008

¿Este cuento se acabó?


A tenor de lo escrito por 'Fin de los Tiempos' en el anterior post, escribo este nuevo en el blog.

Yo acabo de leer un artículo de prensa aquí, que me ha dejado temblando. Hay otro artículo de opinión en el mismo periódico que también tiene miga. Pero como no sé de qué pie cojea este diario, no puedo emitir juicio de opinión lo más objetivo posible, razón por la cual, me callo. El caso es que empiezo a preocuparme seriamente por el futuro de España como nación. Pienso que está liquidada tanto sociológicamente, en el colectivo del electorado español, como en las pretensiones políticas de la mayor parte de partidos políticos españoles (que aún se pueden llamar así, pero no sé por cuánto tiempo). Creo que Zapatero ya ha sembrado las bases de la discordia y ésta es irremediable y solamente conduce, en una única dirección, al desmembramiento de la nación y al nacimiento de los reinos de Taifas que son las actuales regiones autónomas.

Como dice 'Fin de los Tiempos', nadie habla de lo que hacen los ministros y ministras de Zapatero. Pasan desapercibidos. El protagonista es él en todo. Y mira que desde el PSOE criticaban a dos carrillos a Aznar y su protagonismo dentro del PP...
Zapatero actúa y la oposición actúa... o no y deja manos libres para que un orate político haga trizas nuestra convivencia.

Estoy desolado, sinceramente.

miércoles, 14 de mayo de 2008

AGUJEROS NEGROS


Un agujero negro es, físicamente hablando, un punto infinitamente pequeño de masa y que genera una gravedad igualmente infinita, creado, teóricamente, a partir del colapso de una estrella cuya masa sea más de tres veces superior a la de nuestro Sol (a esta proporción se le conoce como "límite de Chandrasehkar", en honor al científico que la calculó). De un agujero negro, una vez algo se adentra en su "horizonte de sucesos", nada puede escapar.


Los agujeros negros se tragan, pues, cualquier cosa que pase por sus alrededores, incluida la luz.


Esto es lo que es el PP actualmente: un agujero negro que se tragará todo lo que brille a su lado, como a María San Gil.


Malos tiempos corren para España y los españoles de buena fe si el único partido con número suficiente de votos y cordura en sus planteamientos políticos (al menos, en la mayoría), se traga a sí mismo, porque de lo que se regurgite o defeque, podemos esperar lo peor.


Por cierto, que no hay que "dar leña" política al Gobierno todos los días. Hoy, al menos. Que los asesinos son los de E.T.A. y no este gobierno "golpista", que llama algún ex-terrorista venido a menos. La democracia no funciona así. Y ésta es nuestra democracia. A quien no le guste, que se vaya a vivir a otro lugar, donde quizá pudiera ser más feliz.


Mostremos unidad. Ya disputaremos luego el protagonismo con el debate político.


Aburridos me tienen.... ¡TODOS!

martes, 6 de mayo de 2008

TIBURONES ACECHAN


A fuerza de leer y releer comentarios en prensa, me doy cuenta de los intereses mediáticos de algunos, que hacen más fuerza por su negocio que por el país, cosa que no me extraña en absoluto, pues es lo que les da de comer. Independiemente de lo acertados que estén o no en sus comentarios, es indudable que intentan influir en la opinión pública y en los políticos a los que se refieren con sus comentarios.


Hoy, sin embargo, me he encontrado con un artículo menos influyente y más informativo y, a mi juicio, con mayor credibilidad que la información aparecida hasta ahora. Mucho se ha demonizado a Zaplana o Acebes. También se ha dicho en numerosas ocasiones en este blog que su ciclo político debía haber terminado hace tiempo, para beneficio del PP. Ahora no nos echemos atrás. Se han marchado. Uno a lo grande, el otro con poco ruido. Al primero, que le vaya bien con su nuevo sueldo (inexplicable, por otra parte). Al segundo, y siendo que desde el primer día le vi como una persona a la que habían traicionado desde su departamento, el que dirigía, el de Interior, y que ha sido siempre una persona seria y formal en sus planteamientos y en sus formas, le deseo lo mejor. Al que queda, al que lidera y quiere liderar, espero que sepa sustituir a las dos personas que se marchan con audacia y buen tino.


A los medios de comunicación les pediría formalidad y seriedad. Pero dudo que la tengan. Salvo excepciones, en las que los comentaristas dejan sus puntos de vista debidamente enjuiciados y dejan el margen de duda adecuado para dar libertad de acción a la persona que critican, el resto no hacen más que vociferar por el único motivo de ganar dinero (amén de hacer daño, creo yo, y eso es mala fe).

miércoles, 23 de abril de 2008

¡QUÉ BONITA!


La fragata F-104 Méndez Núñez, la que nuestro país ha enviado para resolver, si procede, el secuestro de nuestros marineros, pescadores de profesión, secuestrados por piratas allá por aguas somalíes.


Se trata de una de las cuatro fragatas de la clase F-100, con las que nuestra Marina cuenta en su haber. Y se trata de una de las mejores fragatas del mundo. Junto a la Álvaro de Bazán, Almirante Juan de Borbón y Blas de Lezo, surcan los mares para orgullo de nuestra Marina y España entera.


Confiemos en que no haga falta su intervención y su sola presencia, más las gestiones diplomáticas que resulten de interés, sean suficientes para resolver el secuestro.


Y si debe actuar, que sea con contundencia y de esa forma muestre a los enemigos de la libertad, a toda esa carroña inmunda que infesta los mares de La Tierra, que España puede responderles con una fuerza mucho mayor que la que ellos emplean.

lunes, 21 de abril de 2008

EL COMBATE DEL SIGLO


Se ve claramente que dentro del PP no son palmaditas en la espalda lo que hoy existe. Más bien son upper-cuts, ganchos y directos al mentón lo que se están lanzando hoy Aguirre y Rajoy. En parte me parece bien, siempre que terminen estas disputas en junio, tras el congreso del PP. En parte me parece bien que existan estos debates-rencillas-disputas en el seno del partido, porque así también se desenmascaran otros que actúan a modo de satélites, alrededor de un determinado candidato o aspirante. Véase el caso, principalmente, de Libertad Digital y del señor Jiménez Losantos, quien manifiesta públicamente su arrepentimiento por haber votado a Rajoy y animado a sus lectores a hacerlo. Me parece una opinión de lo más respetable y me parece de lo más respetable del mundo que la manifieste.

Otra cosa es que con estas palabras, la gente crea ver a un gurú de la política y crea a pies juntillas las palabras de este señor, como si fueran suyas. Está clara la tendencia ideal y los amiguismos con determinados políticos de este diario –cuya sección de Don Amando de Miguel es deliciosa-, lo cual debe dejar bien claro que cuando se lea una noticia en él, estará tendenciosamente derivada a favorecer con quienes se lleva bien, lo cual convierte dicha noticia en un punto de vista u opinión, y eso le resta objetividad.

Bien, comentado este punto, paso previo al resto de mi comentario de hoy, quisiera recalcar que, pese a que no tengo claro cuál va a ser la elección o intención de Rajoy como presidente del PP, sí que sigo pensando que es una persona sobradamente capaz para dirigir el PP y el país, si en las próximas elecciones generales alcanza la victoria.

Veo a Aguirre como una persona competente también, que conste, pero no acabo de ver aceptable algunas amistades suyas, ni tengo claro cuál es ese ideario liberal que defiende y hasta dónde se pretende llegar. Además, no sé si no se contradice ese ideario liberal con un ideario conservador. Y con esa duda ando. Duda que, si alguien me aclara en este blog, agradeceré sinceramente.

Y dicho esto, y dejando mientras tanto que Zapatero coja ventaja, ya que no cuenta con oposición y por esto hace y deshace a su antojo sin escuchar réplica alguna, aguardo a que llegue junio con impaciencia, no solamente porque en ese mes empiezo mi jornada laboral intensiva y dejo de trabajar por las tardes, sino porque así sabré si existe alguien en todo el mundo de la política española que sea capaz y tenga ganas de cambiar el destino de España para bien, con trabajo, ideas e ilusión.

miércoles, 16 de abril de 2008

DE MENTIRAS Y ZAPATEROS


Conforme avanza la legislatura actual, Zapatero no deja de sorprendernos un día sí y otro también. Es curioso como una persona así, que hemos aguantado de Presidente del Gobierno Español cuatro años, sigue asombrando a la ciudadanía y con golpes certeros. Más o menos bien dados, pero certeros.

Por certero aludo a la capacidad mediática que éstos tienen, y no a su efectividad, que aunque no se puede juzgar todavía, sí se puede poner en duda. Ahora tenemos un gobierno “pedagógico”, según palabras de propio Presidente. Poco importa si es eficaz o no. Eso tendremos que verlo y ojalá sea un buen gobierno, pues el bien del país y la prosperidad y bienestar de sus habitantes están por encima de cuestiones ideológicas.

Seis ministras, una de ellas sin currículo para ello –con lo que pueden ustedes entender mi estado de ánimo- y una ministra en Defensa, la cual por ideología huye y aborrece el concepto de España como nación y, por otra parte, dudo que tenga las miras y la capacidad suficiente para ejercer el cargo que ahora ocupa. Recuerdo que siendo Ministra de la Vivienda, sus soluciones pasaban por frases más o menos hechas y de profundo calado en la sociedad.

Porque es de esto de lo que vive Zapatero: del eslogan, de la pancarta, de la imagen, más que de la productividad. Y nosotros, españolitos de a pie, picamos como incautos (yo me excluyo, porque yo no le voté). Pues bien, ahí lo tenemos, para bien o para mal –ojalá que para bien- durante cuatro años. Al que le votó, todo suyo, pero al que no lo hizo le pido paciencia y tesón por defender sus ideas. Ideas que serán cubiertas de mierda, literalmente, lanzada desde el frente socialista, con frases populistas y más eslóganes.

Mientras, desde el PP se escucha el afilar de espadas, el golpeteo del martillo del herrero dando forma a yelmos y escudos y el herrar de caballos de batalla. En junio se presenta una “batalla crucial” para el futuro del partido. Yo sigo confiando en Rajoy, aunque el nombramiento de Sáez de Santamaría como portavoz me plantee ciertas desconfianzas –no tantas como Chacón, aclaro-. Y lo que más espero, por encima de todo y como pilar central de una buena oposición, es que miembros del partido como Aguirre y Gallardón y sus comparsas callen para siempre en esta legislatura. Callen en el sentido de dejar de buscar protagonismos y puestos de poder. Que no callen nunca para debatir ideas, pero sí para dejar de arrancar el mejor y más grande trozo del partido para su uso exclusivo particular.

Ahora, desde una colina imaginaria, mirando al horizonte, que pinta muy negro, con nubarrones oscuros, truenos en la lejanía y un viento helado que no augura nada bueno secándome el rostro, me siento solo en esta circunstancia personal y no veo quién me acompañe a presentar “batalla ideológica” al PSOE, a quien, por cierto, se la trae al pairo lo que yo piense, porque gobierna y lo hace a través de Zapatero, al que una vez llamaron “Bambi”, por su presunta bisoñez en asuntos de política, pero que ha demostrado ser un “señor oscuro” de gran poder y mucho efecto, y que no duda en devorar a quien sea de su propio partido, o de humillarlo, con tal de seguir al frente otros cuatro años más.

jueves, 13 de marzo de 2008

Un conceto incorreto


Ha llegado a mi poder un documento gráfico que recoge el preciso instante en el que el portavoz socialista y hoy ministrable, el inefable Pepiño Blanco, procedió el domingo pasado a ejercer su derecho al voto. Lo ha publicado El País. Ante las dudas que me ha supuesto su contemplación, y dado que tengo hilo directo con Ferraz, he mantenido una breve conversación con el protagonista que me ha asegurado lo siguiente:

"Esa foto está trucada, no es correta. ¿Cómo no va a saber todo un bachiller como yo quel voto blanco es en la urna blanca y el otro en la dalao? Tengo claro y miridiano el conceto. Pa mí que el presidente de la mesa era un abyeto y corruto del PP, que me distrayó pa que votara imperfetamente... Toas formas, no entiendo el revuelo al respeto... con los nervios cualquiera puequivocarse en este aspeto."

En fin.

miércoles, 12 de marzo de 2008

¿QUÉ LE PASA A MANJÓN?


Ando leyendo estupefacto, estos días, en cierto medio de comunicación bastante conocido, las declaraciones de Doña Pilar Manjón, tristemente víctima del atentado del 11-M, en la forma en que perdió a un hijo. Leo en sus declaraciones continuas acusaciones al PP sobre estos atentados, como si fuera el causante de los mismos. No sé bien a qué viene esa actitud, sinceramente.

Entiendo que su ideario político puede ser diferente al que defiende el PP. Entiendo que esté herida, posiblemente para siempre. Entiendo que, incluso, guarde un rencor profundo hacia el gobierno de Aznar, e incluso contra Aznar en persona, indiferentemente de hechos probados o declaradamente no probados, relativos al contenido de la sentencia por el juicio del 11-M. El dolor que puede sentir esta señora es para mí imposible de dimensionar y, en toda su extensión, yo lo respeto y acompaño en el sentimiento.

Sin embargo, una actitud así no es compatible con un cargo público, aunque sea para una organización de ayuda a necesitados, como pueda ser de víctimas de terrorismo. No se puede dirigir una organización tan importante con odios, recelos y actitudes poco menos que incoherentes -pese a que, repito, esté en su pleno derecho a sentirse enfadada, frustrada o triste-.

La foto que ilustra este comentario la he extraido del mismo medio de comunicación que he citado al inicio. La foto está debidamente estudiada y muestra una mirada de rencor, de odio acérrimo, de no perdón, de ganas de hacer daño y de mala fe. Es una imagen temible. Supongo que, por interés informativo, la foto está debidamente seleccionada. Pero no es la imagen lo que me preocupa, sino sus comentarios.

Recuerdo cuando hizo aquel discurso ante los diferentes grupos políticos del parlamento español, reclamando eficacia y objetividad ante los hechos tan tristemente recordados. Por entonces me causó un profundo respeto como persona, pues la vi fuerte y coherente. Qué lejos la veo ahora de aquello.

No voy a decir que sea un títere del PSOE -aunque lo fuere, que lo desconozco, no es lo que verdaderamente importa-. Lo que yo creo es que esta señora, y según lo que publican sobre sus declaraciones, no está en plenas condiciones mentales para asumir el cargo que ocupa, dentro de la Asociación de Víctimas del 11-M. Así no hace más que dividir y enfrentar a la sociedad, unos con otros.

O eso creo yo.

martes, 11 de marzo de 2008

UN DÍA PARA EL RECUERDO


No quiero romper la línea del post anterior, pues Tío Pop aún tiene que contar su punto de vista y ha requerido unos días de reflexión para ello. Sin embargo, hoy es un día especial para mí y para mucha gente, por el doloroso recuerdo que trae esta fecha, que nos hace recordar aquellos hechos sucedidos en Madrid.

Sirva pues este comentario como recuerdo de aquel once de marzo de dos mil cuatro, y de todas las personas que sufrieron o ayudaron a aliviar el sufrimiento de las primeras. A las víctimas, mi recuerdo. A las familias de las víctimas, mi pésame y mi apoyo personal. Y a los héroes que ayudaron a socorrer víctimas o que donaron sangre en hospitales y unidades móviles, o que consolaron a familiares y transeúntes afectados por la barbarie terrorista, tras los atentados, en aquellos días, mi reconocimiento más sincero.

sábado, 8 de marzo de 2008

Y ahora... ¿qué?

No es fácil ponerse a escribir algo hoy. Una vez más la muerte entra en escena. Una vez más se ha influido en la campaña electoral. Una vez más los votantes acudirán a los colegios electorales con algo más en la cabeza -y el corazón- que claves políticas. Una vez más se ha querido mediatizar al pueblo español.

Lo triste es, sin duda, la muerte de un inocente. ETA sigue en sus trece y sigue matando, que es lo fácil. De nada sirve tener a todo el estado, a todas las fuerzas de seguridad e incluso al ejército en estado de alerta si existe un canalla dispuesto a tirotear a un hombre a la puerta de su casa. Todos somos objetivos de la banda terrorista y no se nos puede proteger a todos.

Desde que conocí ayer la noticia del asesinato de Isaías Carrasco estoy consternado: un humilde trabajador como cualquiera de nosotros, con tres hijos como cualquiera de nosotros y, simplemente, demócrata como cualquiera de nosotros. No lo sé explicar, no sé plasmar en un texto lo que siento. Me invade la profunda tristeza, la sensación de derrota ante la sinrazón, un sentimiento de impotencia, de rabia contenida...

Y cuánto cinismo, cuánta utilización de la sangre derramada. Si es muy difícil tener que tragar a la fuerza un asesinato como colofón de la campaña, es muy indigesto todo lo que lo acompaña. La cadena SER se ha lanzado a su singular interpretación y está cargando las tintas en declaraciones de Aguirre, Gallardón y Martínez Pujalte creando un manipulado clima de confusión y enfrentamiento, por supuesto denostando al PP. El diario El País magnifica que aunque todos los partidos políticos han firmado la declaración conjunta condenando el atentado, el PP tardó minuto y medio en arremeter contra la política antiterrorista del Gobierno. ¿Saben ustedes cuál fue este ataque? Simplemente comentar a la prensa que no se consiguió de ninguno de los partidos presentes la aceptación de las dos condiciones que quería hacer valer el PP: la declaración de que nunca más se iba a negociar en clave política con los terroristas y que, tras las elecciones, se retiraría la resolución del Congreso que autoriza la negociación con ellos. Más claro: después de los asesinatos -éste es el sexto de la presente legislatura y todos ellos tras la autorización parlamentaria a la negociación- los representantes políticos de más de media España siguen creyendo que la política antiterrorista desarrollada es la correcta y no están dispuestos a cambiarla. Evidentemente, si los resultados de mañana no conllevan un cambio de Gobierno seguiremos contemplando estos guiños al terrorismo que seguirá "negociando" con muertos intermitentes cuando crea que le resultan convenientes para sus desquiciadas pretensiones. Basta comentar que, según todos los indicios, la orden de asesinar a Isaías Carrasco ha partido del etarra "Thierry", uno de los que "negoció" con el Gobierno.

Y mientras, tenemos que escuchar de la cínica boca de nuestro presidente que la Domocracia ha vencido al terrorismo. ¿De verdad hay alguien que no se estremezca al escucharle? Tenemos que soportar que un inmundo Patxi López utilice la capilla ardiente para enfrentarse a Rajoy y que le impida dar el pésame a la familia del asesinado. Siempre he dudado de la moralidad del grueso del socialismo español y no puedo por menos que ahondar en mi duda a la vista de su comportamiento ante el asesinato de su compañero.

Descanse en paz Isaías Carrasco. Que a su madre, su viuda y sus hijos les llegue el consuelo que hoy no tienen. Que este humilde demócrata sea la última víctima de la sinrazón. Que nuestros hijos disfruten de una España en paz.

Tengo la esperanza de que mañana amanezca un día claro y despejado...

(Fotografía: EFE)

lunes, 11 de febrero de 2008

NUNCA MAIS, DE MOMENTOIS

Zetapé, ahora conocido por el Zejas, participa de ese encantador defecto de pérdida de memoria que a todo gobernante inepto le afecta, tarde o temprano. Ayer, sin ir más lejos, me enteré de que el New Flame, semihundido frente a las costas del Estrecho hace siete meses, se ha hundido y ha desparramado su fuel y su petróleo sobre las costas de Algeciras. Me acordé del Prestige y de la desastrosa gestión DE EMERGENCIA que hizo el gobierno del PP, manos del Ministro de Fomento de entonces, un tal Álvarez Cascos, más preocupado por el arte y la caza que por su trabajo. Recuerdo gratamente a los actores y artistas, protagonistas del mundo de la farándula y el cachondeo nocturno, manifestarse junto a cientos de personas, al grito pancartista de "Nunca Mais", para denunciar un terrible desastre ecológico y llamar a asesinar a Rajoy (bueno, esto fue lo que vi en alguna pancarta de algún manifestante, que conste y quede bien claro), y poco menos que tratar de delincuentes a todos los políticos del PP y a sus votantes. Recuerdo gratamente la cara de este actorazo que es Bardem, cuyas interpretaciones se extrapolan más allá del mundo del celuloide y nos entrega, gratis -sin tener que pagarle nada a cambio, que ya lo ha cobrado de antemano, vía subvención- unas actuaciones inmejorables, tras las cuales, te das cuenta que Zejas es un santo varón y su gobierno parece el Cielo Eterno, al que te debes encomendar si quieres salvar tu alma, ya que si lo haces a obispos, curas, cardenales, abades u otras personas y personalidades del Clero Católico puedes acabar en la hoguera de los infiernos del populacho demócrata y pacífico que, presuntamente representando al electorado socialista, anima con algarabías y gritos, en mítines y manifestaciones y reclamando el “derecho a ser putas” frente a las clínicas abortistas (eso sí, los abortos subvencionados, o sea, a cargo de nuestros impuestos una vez más)

Los chicos de la farándula, canoneros de pro, tan ocupados en procurarse su sustento vía impuesto revolucionario y subvención, a costa tanto de los que votan al PSOE, como de los que no (incluidos los votantes imbéciles del PP), no han tenido ni un solo día en estos siete meses para salir a la calle, pancarta en mano, al grito tan manido de “Nunca Mais”, para recordarle al Zejas que lo sucedido con el Prestige en Galicia no debía repetirse. Tan ocupados estuvieron poniendo el dedo sobre la ceja y escupiendo al PP y a sus electores, que no pudieron recordarle a nuestro actual Gobierno que un barco se estaba hundiendo frente a costas españolas, una vez más, y que podía ocurrir un desastre ecológico.

No pasa nada, yo les perdono. Seguro que al próximo desastre ecológico se manifiestan y nos recuerdan lo que no debe suceder en estos casos (lo que será, a mayor gloria del Reino, tras las elecciones de marzo, cuando gobierne otra vez el PP, si tenemos la suerte de cara).

No obstante, y puestos ya a prevenir futuros desastres, yo, si fuera actor o artista de cualquier tipo y fuera miembro de la SGAE o cualquier otra entidad de gestión de derechos de autor, y siendo agradecido con el actual gobierno nacional socialista, saldría a la calle para insultar al PP, a sus electores y a todo bicho viviente que no piense como ellos y que no pague ningún canon en pro del arte y los yates y mansiones en Miami. Aunque ahora no tenga nada que ver. Total, qué más da, si lo que cuenta es el eslogan, la pancarta, el dinero a costa de nuestros impuestos y el ser progre.

jueves, 7 de febrero de 2008

EL PARLANCHÍN DE LOS PASQUINES


Y tardó poco en hablar el señor Zerolo. Que será un señor (o señora; no sé cómo querrá que lo traten), pero como político es un pelagatos del tres al cuarto. Esta mañana Carlos Herrera, en Onda Cero, pronosticaba que poco tardaría el citado en pronunciarse sobre la propuesta de Rajoy sobre la inmigración y que lo haría estudiando sus chuletas o pasquines, y que si se salía del contenido de éstos, y ya que no sabe hacer otra cosa, la emprendería contra el PP. Vale que con el PP se colaran miles de inmigrantes sin control. Culpa suya es de que ocurriera (junto con las demás fuerzas democráticas que vapulearon cualquier intento por corregir tal deriva). Como culpable fue Zapatero de que legalizara a más de un millón de estos inmigrantes, provocando que vinieran otros tantos y volviéramos a estar en las mismas.

Pues bien, Zerolo ha hablado.

Creo haber entendido que Rajoy habla de establecer unos criterios para la aceptación de inmigrantes de cualquier índole, siendo que se pretende evitar la masificación, los pisos patera, los contratos ilegales (o sea, los sin-contrato), los sin-papeles, la delincuencia masiva, la entrada de inmigrantes con antecedentes delictivos, la creación de guetos, y, en definitiva, que quien viniera a España con la intención de vivir mejor, con el sudor de su frente y su trabajo diario, pueda hacerlo y lo haga con ilusión y quien quiso venir a delinquir, vuelva por donde ha venido.

Pero no, Zerolo, o Llamazares ponen el grito en el cielo y poco tardarán en llamar fachas, nazis, racistas o lo que sea que quede bien en una pancarta, siempre que sea contra el PP.

Pues ya saben ustedes: si quieren que España sea un país más tranquilo, más seguro, donde los inmigrantes que vengan lo hagan en las mejores condiciones posibles y puedan disfrutar de una oportunidad para vivir mejor, honradamente se entiende, voten al PP.

Si quieren que entre toda la chusma del mundo aquí, que campe a sus anchas, que entren en su domicilio, negocio o le asalten por la calle; si quieren que existan barrios marginales donde ni la policía se atreva a entrar (ya los tenemos, por desgracia, así que no los ampliemos); si quieren que las cosas sigan como están, voten al PSOE (o a IU, que Llamazares también existe).

Yo lo veo bastante claro, ¿y usted?

jueves, 31 de enero de 2008

¿DEBEMOS VOTAR A RAJOY?




Pues no sé, pero piensen ustedes lo que quieran, después de ver esta foto. Que Zapatero se ganó a pulso la antipatía de los mandatarios gubernamentales francés y alemán, es de todos conocido (apoyó públicamente la posible victoria de Segolene y Schröeder en Francia y Alemania, respectivamente). Pero viendo como ha sido la política exterior de ZP, que voy a permitirme recordar brevemente: Alianza de Civilizaciones -¿qué será eso?-, Cuba, Venezuela, Bolivia -que lo están sufriendo las empresas españolas afincadas en ese país-, Marruecos -que no para de reivindicar la patria potestad de Ceuta y Melilla, mucho más antiguas que su país, y de las Islas Canarias-, y algún otro que puede que olvide ahora (recordádmelos, por favor).


Sigo insistiendo: ¿será malo para España que gobierne Rajoy? Bueno, no sé, de verdad no lo sé, pero yo estoy por la labor de pensar que va a ser mucho mejor que este señor dirija este país a que siga un señor como ZP, y apuesto por ello con plena convicción.
No sé, pero siempre podemos seguir como estamos y que tengamos ministras con chuletas en la
mano, porque no se saben lo que tienen que decir (y, por silogismo, menos saben aún lo que tienen que hacer), talmente como la Chacón, tan simpática ella. En fin, que de verdad, me asusta pensar que podamos tener otros cuatro años de ZP... pudiendo tener un señor más competente
al frente del Gobierno.

lunes, 28 de enero de 2008

HACER EL EGIPCIO


Nuestro Faraón, Zapatero I, ha dado con la clave para que las familias lleguen a fin de mes: regalará 400 euros, que salen del bolsillo de todos, para ir al bolsillo de casi todos, a partir de junio próximo. Dicho en plata: si usted vota a Zapatero, Zapatero le dará 400 euros. Como siempre, en su máxima incapacidad creativa, han puesto en bandeja al PP la fórmula para ganar las elecciones o, en todo caso, rebatir al PSOE con una propuesta mejor: el PP debe regalar 600 euros a todas las personas que declararen la renta y, además, 400 euros a los que no declaren y, encima, 1.000.000 de euros a los que defrauden a la hacienda pública. Así llegan a todos. Si es que nos lo ponen a huevo, de verdad.

Pero a mí me preocupa más el fondo de todo esto: Si en mi trabajo alguien acudiera a mí y, para solucionarle un problema particular, me ofreciera dinero –por ejemplo, 400 euros, que sacaría del depósito de caja desde donde se pagan las nóminas a todos mis compañeros de trabajo-, me estaría chantajeando o sobornando. Independientemente de que pudiera ser constitutivo o no de delito, es algo que tiene un claro carácter inmoral. Me estaría comprando mis servicios para sus intereses particulares, cuando mi opinión debería ser imparcial.

Pero peor puedo pintarlo si especifico más aún esa imaginaria situación: supongamos que mi visitante me paga 400 euros –que ya hemos dicho que proceden del dinero de todos mis compañeros de trabajo-, por mirar hacia otro lado y dejar que este señor tan amable y talentoso siga sentado en un sillón, con la posibilidad de hacer y deshacer lo que se le antoje y arrastre a la ruina moral y económica a todo un país.

Supongamos que, vista mi dificultad para llegar a fin de mes, teniendo o no que alimentar a una familia, educar o no a unos hijos, atender o no a mis familiares mayores y, con lo que me sobra, permitirme algún capricho que me de alguna que otra alegría en esta vida limitada y única que nos ha tocado vivir, acepte esos 400 euros anuales (unos 33,33 euros mensuales) y mire hacia otro lado. Supongamos que, visto el currículo que arrastra el individuo que me propone semejante trato de soborno y/o chantaje, en el que el individuo no ha conseguido nada productivo para el país, en el que se ha dedicado a crear leyes más o menos mediáticas, pero poco interesantes y prácticas para la mayoría de habitantes del país, en el que se ha trabajado en la sombra, ocultando la verdad de sus actos, reconociéndolo después abiertamente, diciendo que nos ha mentido y pidiéndonos su confianza pese a ello. Supongamos que pese a todo ello, nosotros no damos importancia a esas cosas y lo que miramos es que nos van a dar 400 euros si le votamos y con eso ya damos por solucionados todos nuestros problemas.

Supongamos que eso es lo que yo acepto en mi trabajo y, de cara a los demás (pues sería algo que se haría público), pongo cara de satisfacción. Mis compañeros, a los que les he sustraído parte de su salario aceptando el acuerdo del desconocido que me visitó, probablemente me verían como una persona que ha actuado egoístamente y de forma inmoral. Posiblemente, la parte que les he sustraído de su salario, a cada uno de ellos, sea algo insignificante –quizá un euro por persona-, así que no debería tener remordimientos de ningún tipo, pues poco afecta a quienes han de sufrir mi facilidad de cesión ante un desconocido.

Pero es que, además de quedarme con el dinero de mis compañeros, ayudo a que un incompetente, incapaz de convencer a nadie ni de mostrar hechos objetivos que le avalen, se dedica a comprar mi interés para seguir con su persona en un lugar de relevancia, mientras yo miro para otro lado.

A esto, coloquialmente, se le dice “hacer el egipcio”.

Yo no pienso “hacer el egipcio” en las próximas elecciones, sobre todo porque no quiero que parte de mis impuestos vayan a parar a otros “egipcios” que sí cedieron. Quiero que mis impuestos vayan destinados allá donde hagan falta y no a los bolsillos de unos particulares que, por flaqueza o necesidad extrema, aceptaron unos cuantos paupérrimos euros y no confiaron en que había otra persona que podía cambiar su situación y mejorarla, sin contar con aprovecharse de otras personas para ello.

Terminemos con una sugerencia: en caso de que no aceptemos “hacer el egipcio”, siempre podemos votar al PP. Quizá las cosas así irían mucho mejor y no recibiríamos visitas de faraones iluminados.

miércoles, 16 de enero de 2008

Ambición

Hoy es uno de esos días en los que no encuentro mucho motivo para hablar bien de los míos. El bochornoso espectáculo de Aguirre, Gallardón y Rajoy es imperdonable. A veces pienso si los popes de Génova son humanos, si ven en la calle lo mismo que nosotros y, sobre todo, si tienen los mismos intereses. Muchos de nosotros, las bases, estamos ilusionados con derrocar al nefasto presidente del actual Gobierno en las próximas elecciones y en ello ponemos todo nuestro empeño. Trabajamos en las sedes de nuestro distrito o municipio con el propósito de que un Gobierno serio y coherente, del PP por supuesto, vuelta a tomar las riendas de una España que lo necesita como agua de mayo. Pero ¿qué coño quieren nuestros líderes? ¿Quieren lo mismo que nosotros o simplemente coinciden con ello como medio de satisfacer su desmedida ambición?


Como escribía más arriba, el espectáculo de ayer protagonizado por Aguirre, Gallardón y Rajoy (por orden alfabético) con Acebes de testigo, es bochornoso e imperdonable. Y a cada uno lo suyo, que los tres tienen su culpa. La prensa ya se ha hecho eco enfocando el tema según interesa a cada pluma. Para unos Gallardón ha sido presa de su propia ambición, para otros ha sido la víctima de Aguirre, otros más opinan que Rajoy no zanjó a tiempo las disputas entre ambos y, finalmente, los de siempre vocean a los cuatro vientos una insalvable crisis en la cúpula del PP. Y casi todos tienen razón.

Es cierto que Gallardón siempre ha sido etiquetado como un político ambicioso. Él nunca ha ocultado sus intereses, algo que le honra, pero tal vez haya apuntado demasiado alto cometiendo un pecado de falta de modestia... o de menosprecio de sus rivales y compañeros de filas. Que es un excelente candidato para lo que se proponga es cierto, sus cifras le avalan: cuatro elecciones seguidas ganadas por mayoría absoluta, casi nada. Cierto es también que genera antipatías dentro y fuera del PP, pero son contrarrestadas con las simpatías que a la vez hace florecer. Es bien recibido donde ningún otro líder del PP lo será jamás y ha coqueteado con personas y ambientes impensables para la más rancia derechona que cohabita en nuestro partido. Pesca votos donde ningún otro pepero lo hace. Cometió el grave error, nunca perdonado por las altas instancias del partido, de lanzar a su delfín Cobo a estrellarse contra Aguirre en una candidatura suicida a la presidencia del PP de Madrid. Una candidatura surgida de un cabreo personal, he aquí otro error, y que no fue encabezada por él mismo como debía haber sido. El PP de Madrid les barrió de un plumazo a Cobo y a él en su alocada aventura. Fue el primer aviso de que las zarpas de Aguirre son afiladas. En el Ayuntamiento de Madrid navega con sus pocos incondicionales a los que ha convertido en una guardia pretoriana. Tiene fama de inaccesible y su núcleo duro -Cobo, Calvo y en un segundo escalón Botella, Moreno y algún otro- son los que reparten el bacalao. El resto de concejales son imposición de Génova -ente con vida propia- y Aguirre, omnipresente en cada rincón de Madrid. Con sus pocos apoyos y más antipatías que afinidad en Génova, se ha ido labrando una cierta desconfianza en el seno del partido, una imagen muy distinta a la del típico "hombre de la casa". Aún así, siendo cofundador de nuestro partido y habiendo dedicado más de treinta años a la política en las mismas filas ¿no se merecía un sitio en las listas de Madrid?

Pero el problema no es tan simple. Lo que puede parecer un simple capricho, ser diputado por Madrid, encierra en el fondo un afán de posicionamiento. Mucho me temo que el codazo en la boca del estómago que Aguirre ha propinado a Gallardón obedece exactamente a lo mismo, a querer estar en primera fila para "ser" el recambio natural. Ambos lo desean pero ¿por qué? ¿Se huelen un descalabro electoral y quieren optar desde hoy a la sucesión de Rajoy? Es lícito, sí, pero inoportuno y extremadamente ambicioso.

Aguirre ha demostrado ser una dama de hierro a la española. No está dispuesta a ceder ni un sólo ápice de terreno a nadie. También ella está rodeada de su círculo de fieles pero este es mucho más amplio que el de Gallardón pues cuenta con la incondicional simpatía de las bases que pesan mucho. Su núcleo duro, más reducido, tiene mayor peso en el PP nacional y muchos integran una buena parte incluso de la ejecutiva nacional. Sus apoyos, por tanto, parecen hoy por hoy mucho más firmes.

El lamentable suceso de ayer demuestra que ambos, Aguirre y Gallardón, son dos gallos de pelea -como bien escenifica Xixarro en su post- que no quieren quedar atrás y aspiran saciar su ambición con sillones de aterciopeladas orejas y muy alta posición. En su anhelo no se han parado a pensar si su postura es la mejor para el PP y la más adecuada para un partido que afronta unas generales a cincuenta días vista. Ambos la han cagado. Han mostrado el lado más amargo del político ambicioso y han generado una profunda grieta en la imagen del PP y del propio Rajoy que puede costar muy caro el próximo 9 de marzo. De momento y sin hablar del electorado, han generado en gran parte de las bases -como es mi caso- un descontento nada halagüeño.

Rajoy tampoco ha sabido estar a la altura. El problema se veía venir desde muy lejos y en vez de lamentarse hoy de "la legislatura que me han dado entre los dos" debería haber solucionado el asunto mucho tiempo atrás. Tal vez haya intentado que las aguas no saliesen de sus respectivos cauces... sin darse cuenta que en la cúpula de un partido político existe un único cauce, el del líder, en el que tienen que navegar sin fisuras todos sus subordinados. No ejerció la debida autoridad en su momento y ahora la misma queda cuestionada aún después de haber expulsando a los dos moscones, Aguirre y Gallardón, de las listas de Madrid de un tardío manotazo. En todo caso, en disculpa de Rajoy diré que no debe ser muy agradable contemplar cómo dos de tus peones empiezan a reclamar tu corona... ¿estaré fatalmente enfermo o va a ser un regicidio? Yo le aconsejaría que no se fiase ni de su padre aunque, con seguridad, así lo hará como buen gallego que es.

El panorama se completa con viejas figuras que recuerdan a otros tiempos -Zaplana, Acebes...- y que, hoy más que nunca, cuestiono si deben continuar en primera fila. Sé que los próximos cincuenta días debo -debemos todos- estar ahí, como una piña con Rajoy -lo que no han sabido hacer Aguirre y Gallardón- e intentar ganar las elecciones por el bien de España y de todos los españoles. Pero creo que no estamos en las mejores condiciones para conseguirlo. Y yo hoy, además, no tengo ganas de campaña.

GRACIAS GALLARDÓN, GRACIAS AGUIRRE.

Esta mañana me he despertado con la desagradable noticia de la refriega callejera que, una vez más, Gallardón y Aguirre, han escenificado ante su jefe de filas, Don Mariano Rajoy. Como consecuencia de esta pelea de gallos, el PP puede haber perdido prestigio e imagen, justo cuando se anunciaba un fichaje que con toda probabilidad iba a dotar al partido de más méritos para ganar las elecciones generales del mes de marzo, y que era el de Manuel Pizarro, expresidente de Endesa.

Este problema no ha tardado en ser aprovechado desde las filas del PSOE, como era de esperar, para intentar cuestionar la capacidad de liderazgo de Don Mariano. Bien, yo creo que no hay nada que cuestionar y lo que ha ocurrido es que se ha tomado una decisión, con sus riesgos, para bien o para mal –el tiempo dirá-, y lo que se ha afirmado más, si cabe, es este liderazgo en la dirección popular.

Más ejemplos tiene el PSOE que hace cuestionar no solamente el liderazgo de Zapatero, sino la propia razón de existencia de este partido que en estos días y desde el gobierno de la nación anda a traspiés y para muestra, estos nombres (sus circunstancias nos vendrán pronto a la memoria a todos): Maragall, Montilla, Patxi López, Chaves, Bono, Chacón, Touriño... Bueno, quizá sea oportuno recordarle al PSOE que en su partido todos tiran de la cuerda para sí y no son, por tanto, una buena opción, hoy en día, para el gobierno de España.

Creo que Don Mariano Rajoy ha tenido un debate sobre la mesa que ha sabido solucionar de la manera más lógica posible y en ningún momento ha demostrado no ser capaz de dirigir a la Nación desde la presidencia del gobierno. Los votantes afines a Gallardón no deben dejar de pensar que si su intención era votar al alcalde de Madrid, lo que hacían era votar al PP y, por tanto, su intención de voto no debe cambiar. Asimismo, los que pudieran pensar que el PP podría derivarse “hacia la derecha” con esta solución, están equivocados. El PP no plantea un gobierno “de derechas”, sino para todos, en beneficio de todos, estén incluidos gallardones, aguirres, o torrebrunos. No olvidemos eso ni caigamos en la fácil intoxicación que, desde el PSOE, se intenta introducir en nuestro pensamiento. Desde el PP no se ha hablando nunca de “gobiernos de izquierdas”, en referencia al PSOE, pues esto sería como decir que el PSOE pretende gobernar para sus votantes. Siendo justos pues, no es apropiado decir que el PP, en caso de ganar las elecciones, va a crear un “gobierno de derechas”. Repito que será –con la confianza de una mayoría del electorado-, un gobierno para todos; tanto para los que le votaron, como para los que no.

martes, 4 de diciembre de 2007

Una pequeña luz al final del túnel

Hace unos años, ya no recuerdo cuántos, mis amigos venezolanos se vieron en la dura tesitura de decidir si volvían o no a su país. Acababa de ser elegido Chávez. Ya la campaña electoral, en la que tuvieron que elegir entre una ex Miss Mundo y un ex golpista, les había llenado de desesperación. Él, mi amigo, profetizaba el nacimiento de un nuevo Hittler en Chávez. Sus compatriotas le miraban como si se tratase de un chalado. Esta incomprensión, esta falta de análisis de la situación que estaban viviendo en Venezuela, le llenaba de pavor y desesperanza. Nosotros lo veíamos con ojos perplejos: era todo tan inaudito. Pero más inaudita era la férrea determinación que ella, la mujer de mi amigo, siempre había mostrado. Su firme resolución de volver, respondía a un profundo sentido patriótico -¡Qué envidia!-, incomprensible para unas personas provenientes de un país en eterno proceso de disolución como es el nuestro.

Y así regresaron a Venezuela. Él llevaba el miedo en los ojos. Ella, la convicción de estar haciendo lo justo.

Tan sólo habían estado un par de años fuera de su tierra y ya se sintieron como unos extraños cuando volvieron. Su carro lleno de comida a la salida del supermercado les estigmatizaba a los ojos de sus vecinos.

Durante un tiempo, nosotros les mirábamos con una mezcla de compresión, de miedo, de compasión... pero siempre desde el calorcito democrático de la vieja Europa. Tan a salvo de ese tipo de caudillitos.

Pero hete ahí que al poco apareció en escena ZP. Ese aprendiz de brujo que miraba embelesado las gracias celestiales que adornaban al egregio Chávez.

Desde entonces hemos sido nosotros quienes, con miedo en los ojos, les hemos tratado de explicar el paralelismo entre los dos personajes. Y han sido ellos quienes nos han mirado con condescendencia... seguros de que seguimos viviendo en el calorcito democrático de la vieja Europa: nosotros no tenemos que hacer largas colas para comprar un kilo de leche en polvo, porque ha desaparecido de los supermercados; a nosotros no nos adoctrinan desde la megafonía de los mercadillos, con los discursos interminables del Presidente; nosotros estamos libres del espionaje revolucionario cubano, en forma de médicos de pueblo, con el que Castro les paga la gasolina; nosotros no tenemos que desconfiar aún del barbero y ser de la oposición aún no nos cuesta la vida.

En fin, que esta vez ellos tampoco son capaces de ver, desde allí, por qué España no les ayuda, no les tiende un puente, no reivindica su derecho a la libertad y a la democracia. Ellos, que nos siguen viendo como la Madre Patria, no son capaces de entender cómo no somos su voz en el mundo.

Ellos no son capaces de creer que ZP quiere ser como Chávez cuando sea mayor.

Hoy, sin embargo, se ha abierto una pequeña luz al final del triste túnel del Socialismo del siglo XXI, como tan pretenciosamente lo llama. El pueblo venezolano hoy, ha dicho NO al sueño totalitario del socialismo bolivariano. Pese a la opresión y al miedo. Pese a las cientos de horas de proclamas televisadas. Pese a las cadenas de televisión cerradas. Pese a tantos y tantos escollos, Venezuela ha dicho NO. ¡VIVA VENEZUELA!
...¡Pobre ZP!